La nueva iniciativa de Bunny Lovers propone reconocer a los conejos como animales de compañía y concientizar sobre su tenencia responsable.

La propuesta bajo el nombre También Son Familia, desea cambiar la percepción de los conejos respaldándose en la Ley de Tenencia Responsable de Mascotas y Animales de Compañía, también conocida como “Ley Cholito”. La que establece derechos y obligaciones a quienes decidan adoptar a un animal de compañía. 

El proyecto impulsado por la fundación Bunny Lovers Chile, surge bajo los conocimientos de su misma fundadora, Carolina Flindt, que plantea la tenencia de esta especie desde una perspectiva responsable e informada. Esta visión que ha ido tomando fuerza entre los(as) voluntarios(as) de diferentes partes del mundo, ha ayudado a distinguir las diferencias y falencias presentes en el país. 

Así lo reconoce Viviana Marabolí, Coordinadora de Comunicaciones, quien señala que “Como voluntarias aprendemos más al tener conexión con personas de todas partes del mundo y eso nos ha hecho preguntarnos por qué en otros países hay vacunas, por qué son considerados animales de compañía o por qué pueden viajar en aviones junto a sus tutores(as)’’ 

Y es que, en Chile, todas esas posibilidades están lejos de la realidad. A diferencia de los perros y gatos, los conejos no poseen los derechos básicos para garantizar una vida sin mayores riesgos. Al considerarse exóticos, las consultas veterinarias y tratamientos, son costosos o inexistentes. Traduciéndose en la precarización de su calidad de vida y desinformación por la falta de especialistas.

Al ser implementada esta petición, se garantizaría un control sobre la especie. Lo que significaría el primer paso para detener el maltrato, ya sea en criaderos, por la caza indiscriminada o experimentación. Así como también, generar conciencia, responsabilidades sociales y judiciales a quien desee entregarle un hogar a un conejo.

Y es que cada vez son más las personas que deciden tener un conejo como compañero de vida e informarse sobre sus cuidados, percepción que se destacó en la campaña del Bunny Censo 2020 donde se logró concluir, según así lo afirma Viviana que “mucha gente está dispuesta a aprender sobre enfermedades que afecten a los conejos y si Chile contara con vacunas, la gran mayoría estaría dispuesta a pagar lo que fuese por ella”. 

La campaña que ha estado disponible desde septiembre del año 2020, a la fecha, ha reunido más de tres mil firmas y busca que muchos más puedan informarse y ser parte de ella. Para que, de esta forma, se incentive a que exista una mayor regulación y conciencia, por parte de las autoridades y de futuros(as) tutores(as).

Categorías: Noticias

2 comentarios

bets10 giris · 8 julio, 2022 a las 23:19

Great post. I will be experiencing many of these issues as well.. Clifton Zampaglione

bahis oyna · 16 julio, 2022 a las 15:16

You have a number of truly of the essence in a row printed at this point. Excellent job and keep reorganization superb stuff. Isidro Wagster

Responder a bahis oyna Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

#TambiénSonFamilia: La campaña que busca promover los derechos de los conejos

  • La nueva iniciativa de Bunny Lovers propone reconocer a los conejos como animales de compañía y concientizar sobre su tenencia responsable.
También son familia

La propuesta bajo el nombre También Son Familia, desea cambiar la percepción de los conejos respaldándose en la Ley de Tenencia Responsable de Mascotas y Animales de Compañía, también conocida como “Ley Cholito”. La que establece derechos y obligaciones a quienes decidan adoptar a un animal de compañía. 

El proyecto impulsado por la fundación Bunny Lovers Chile, surge bajo los conocimientos de su misma fundadora, Carolina Flindt, que plantea la tenencia de esta especie desde una perspectiva responsable e informada. Esta visión que ha ido tomando fuerza entre los(as) voluntarios(as) de diferentes partes del mundo, ha ayudado a distinguir las diferencias y falencias presentes en el país. 

Así lo reconoce Viviana Marabolí, Coordinadora de Comunicaciones, quien señala que “Como voluntarias aprendemos más al tener conexión con personas de todas partes del mundo y eso nos ha hecho preguntarnos por qué en otros países hay vacunas, por qué son considerados animales de compañía o por qué pueden viajar en aviones junto a sus tutores(as)’’ 

Y es que, en Chile, todas esas posibilidades están lejos de la realidad. A diferencia de los perros y gatos, los conejos no poseen los derechos básicos para garantizar una vida sin mayores riesgos. Al considerarse exóticos, las consultas veterinarias y tratamientos, son costosos o inexistentes. Traduciéndose en la precarización de su calidad de vida y desinformación por la falta de especialistas.

Al ser implementada esta petición, se garantizaría un control sobre la especie. Lo que significaría el primer paso para detener el maltrato, ya sea en criaderos, por la caza indiscriminada o experimentación. Así como también, generar conciencia, responsabilidades sociales y judiciales a quien desee entregarle un hogar a un conejo.

Y es que cada vez son más las personas que deciden tener un conejo como compañero de vida e informarse sobre sus cuidados, percepción que se destacó en la campaña del Bunny Censo 2020 donde se logró concluir, según así lo afirma Viviana que “mucha gente está dispuesta a aprender sobre enfermedades que afecten a los conejos y si Chile contara con vacunas, la gran mayoría estaría dispuesta a pagar lo que fuese por ella”. 

La campaña que ha estado disponible desde septiembre del año 2020, a la fecha, ha reunido más de tres mil firmas y busca que muchos más puedan informarse y ser parte de ella. Para que, de esta forma, se incentive a que exista una mayor regulación y conciencia, por parte de las autoridades y de futuros(as) tutores(as)

Categorías: