Sabemos que nuestros bebenejos se merecen todo, y que mejor que brindarles un día de belleza en casa. Tenemos aquí una rutina para regalonear a tu peludo dejándolo limpio y muy cómodo. Realizarla constantemente trae beneficios: pasar tiempo de calidad con tu mascota y aprovechar de detectar cualquier problema de salud al tenerlo más cerca.

A continuación 4 simples cuidados que podemos realizar en casa. 

  1. Pelaje: Debemos recordar que nuestros conejos saben limpiar su pelaje muy bien y por lo tanto es innecesario el contacto directo con el agua, ya que no les hace bien. Si quieres limpiar algo puntual recomendamos toallitas húmedas para mascotas o alguna gasa empapada en suero, con ellas puedes limpiar sus patitas, pelaje o “sus partes”, que se pueden ensuciar al hacer sus necesidades o pasar mucho tiempo jugando en el jardín. 

  1. Cepillado: Después de asegurarnos de que estén limpios, debemos cepillarlos, siempre de forma muy suave, para no dañar su piel y para que lo asocie con una experiencia buena. Si es muy esquivo, puedes ayudarte realizando esto mientras come su pellet. Con el cepillado evitamos que se le formen bolas de pelo en el estómago, lo cual podría causar complicaciones en su tracto digestivo. La frecuencia del cepillado va a depender del largo del pelo de nuestros orejones, ya que al tener el pelo más largo tienen más posibilidades de que se formen nudos. Te darás cuenta de que el pelo que bota disminuirá cuando empieces a cepillarlo de forma más seguida. 

Existen distintos tipos de cepillos, unos más suaves, otros más gruesos y el Furminator o Furmaster para un cepillado más profundo una vez a la semana.

  1. Ojos: En algunas ocasiones podemos encontrar el lagrimal con basura o lagañas que se pegan y no se van. Recomendamos limpiar la parte externa del lagrimal con un cotonito o gasa que hayas sumergido en suero, esta limpieza debe ser externamente y sirve para retirar las legañas pegadas de sus ojitos sin causarles daño.

  1. Uñas:  La parte más complicada es el corte de uñas, puede hacerse en casa o si lo prefieres puede ser tu veterinario quien lo haga. La frecuencia de corte puede variar entre las 5 a 7 semanas. Si las uñas crecen demasiado podrían enroscarse o quebrarse y sangrar. Te dejamos un video por si te atreves a realizar la manicure y pedicure de tu orejón en casa.

            Video: https://www.youtube.com/watch?v=gI_e8xANXPE

Con todos estos cuidados tu conejo quedará hecho un bombón, listo para seguir jugando y recibiendo mucho amor.

Por Tania Carrasco

Categorías: Bunny Blogger

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *