• Los túneles forman parte del hábitat natural de los bunnies, es por eso que son un elemento imprescindible que les ayuda a ejercitarse y conservar un buen estado físico.

Para empezar es necesario destacar que el conejo salvaje es ancestro del conejo doméstico. Por esa razón, éstos últimos son considerados relativamente nuevos como animales de compañía frente a otras especies. El conejo salvaje habita distintos lugares como selvas, bosques, campos, sabanas, desiertos y pantanos. Allí radica la explicación lógica de muchos de los comportamientos de los conejos domésticos, quienes presentan estas conductas en su vida maternal como en su entorno social y natural.

Los conejos acostumbran vivir en grupos familiares, para ello cavan en el suelo para crear madrigueras que a su vez forman conexiones llamadas túneles. Los túneles cuentan con distintas áreas que suelen emplearse para actividades específicas tales como dormir o construir un nido. Las madrigueras proporcionan al animal protección contra los depredadores y las inclemencias del tiempo. Cuando un grupo familiar se asienta en un determinado terreno es capaz de construir una compleja red de túneles y cámaras interconectadas, que pueden llegar a medir más de cien metros.

Ya en convivencia con humanos y con hogares estables los túneles son una herramienta útil tanto para jugar como para refugiarse. El mercado pone a disposición opciones de diversas formas, colores, materiales y presupuestos. En el caso de los túneles con bifurcaciones elaborados totalmente de tela, son tan sencillos que se los puede colocar en cualquier lugar de la casa, que además facilitan la entrega de compensaciones tales como bebederos y comederos. Otra alternativa son los túneles biodegradables, tanto rellenos de como vacíos, que permitirán a tu conejo desplazarse naturalmente como si se tratara  de una madriguera real.

Al ser las madrigueras el hogar natural de los conejos, los sitios pequeños, estrechos y oscuros le son familiares. Puedes hacer una madriguera casera utilizando cartón. Es muy sencillo sólo debes doblarlo y formar un cilindro, fijando los dos extremos con cinta. Para que tenga la sensación de que es un verdadero refugio es conveniente cubrir uno de los extremos.

Es así que los túneles aparte de fomentar ratos amenos y protección son valiosos para promover la actividad física de nuestra mascota, y por ende, beneficia a su salud.

Categorías: Bunny Blogger

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *