• Aunque pueda parecer que todos los conejitos son iguales, hay que destacar que existen distintas razas; cada una con ciertos rasgos en los que varían sus hábitos y necesidades. Conoce los cuidados especiales de tu bunny angora, para que siempre esté sano y feliz.

La raza angora es encantadora y admirada por su denso y suave pelaje. Desde hace siglos, por diversas razones, es muy popular: es una de las razas de conejo más adoptadas como mascotas.

Incluso la realeza los tenía. Es a partir del siglo XVIII cuando los reyes franceses hicieron popular al conejo de angora como mascota, afición que se extendió al resto de Europa, donde a su vez por el cruce con otras razas de conejos se originaron cuatro variedades: el inglés (siendo el más común), el francés, el gigante y el satén. Todos parecidos, pero con distintos colores (desde el blanco hasta canela, gris y crema) y tamaños.

Si estás pensando en adoptar o ya tienes uno, en las próximas líneas indagaremos sobre sus características y cuidados especiales.

¿Cuál es su procedencia?

Esta raza proviene de Turquía, donde hace muchos años era comercializada y muy cotizada por su hermoso pelaje. Así, el conejo angora era criado y explotado para la producción de prendas de vestir de mohair, fibra textil muy popular y costosa para aquel entonces. También existía la lana de angora, muy semejante a la lana de las cabras.

Esta situación dio lugar a que esta raza sufra mucho en ese entonces, e incluso, hoy en día se sigue comercializando el mohair o también wool (de las ovejas), materia prima de muchas prendas de invierno.

En la actualidad existen múltiples opciones para mantenernos abrigados es por eso que desde Bunny Lovers hacemos un llamado a no usar prendas elaboradas con este material, ya que estos animales sufren maltratos al ser despojados de su pelaje.

Por el bien de todos los conejitos y del resto de los animales, es importante tomarse el tiempo de revisar las etiquetas de la ropa y ver de qué está hecha. Siempre prefiere el algodón, poliéster o fibras sintéticas.

Sus principales características

Estos orejones son excelente compañía pues son muy sociables, dóciles y pacientes. Suelen vivir hasta diez años si gozan de óptima salud, al igual que las otras razas.

Son muy inteligentes y de fácil aprendizaje, por lo que se recomienda la estimulación para que desarrollen sus capacidades.

Por otra parte, lo más común es que el conejo enano de angora pese entre los 2.5 kg y 4 kg, mientras que la raza gigante puede llegar a pesar desde los 5kg hasta los 6kg.

¿Qué cuidados especiales necesita?

Además de los cuidados básicos que requieren todos los conejitos, en esta raza en especial hay que hacer énfasis en algunos aspectos:

  1. Pelaje: Es su rasgo más característico y requiere más cuidado, pues al ser tan fino y liso suele enredarse con facilidad. Se recomienda peinarlo de 2 a 3 veces por semana con un cepillo de cerdas no tan duras, con mucha paciencia, ya que su piel es bastante delicada.

Puede ocurrir que el pelo se enrede al estar muy largo, por eso es recomendable cortarlo un poco de vez en cuando. Además, no olviden que los conejos no se bañan porque, al igual que los gatos, ellos se limpian solos.

  1. Hábitat: Deben contar con un espacio cómodo para desenvolverse y ejercitarse ya que esto es beneficioso para su salud. Su jaula debe ser amplia, limpia, con áreas específicas para comer y otras destinadas para sus necesidades fisiológicas.

El conejo de angora no puede exponerse a una temperatura superior a los 30 grados ni menor a los 10 grados. Toma en cuenta esto al momento de escoger el mejor lugar para ubicar su jaula.

  1. Alimentación: La base de su nutrición es la misma que la del resto de los bunnies. Lo principal es el heno, ya que previene problemas intestinales y contienen un alto contenido de fibra lo cual es excelente para su salud. Se puede complementar con verduras y frutas en porciones controladas, al igual que pellet.

Por lo demás, hay que seguir los cuidados generales de todos los cones, ya que tiene las mismas necesidades básicas. Si quieren saber algo más, siempre pueden leer nuestra sección de Bunny Cuidados.

“Yo tengo un conejo angora”

  • A continuación Laura Muñoz, mamineja de Whisky, un conejo angora de dos años, nos cuenta su experiencia con esta raza.

Cuando me decidí a tener un conejo de mascota no tenía idea de que existían tantas razas ni qué era fundamental para adoptar. Solo me dirigí a una tienda y compré el que me pareció más tierno. Al pasar las semanas me fui dando cuenta que mi conejo tenía mucho más pelo que el resto y al consultarle a la veterinaria me dijo que sí, que efectivamente mi guatón, llamado Whisky, era angora.

Pronto me di cuenta que mi pequeño necesitaba un cuidado especial por su pelaje. Se hacía muchos nudos, porque sus pelos eran larguísimos y finos. Lo peinaba y lo dejaba bien, pero en un par de días volvía el mismo caos. Luego intenté cortarle el pelo yo misma y funcionó. Al cabo de varias sesiones, ya entendió y no se hace nudos. Es un conejo muy feliz y adorable. Parece un peluche, pero es un ser vivo que hay que cuidar y amar todos los días.

Me apena mucho que se comercialice el pelaje de esta especie. Me gustaría que todo el mundo entendiera que los animales también tienen derechos y que sufren mucho con este tipo de prácticas humanas. Por favor, no fomentemos esto comprando esa ropa.

Categorías: Bunny Blogger

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *