• No existe evidencia científica que demuestre que los conejos puedan contraer y propagar la coronavirus. De todas maneras, es importante mantener normas básicas de higiene al tener contacto con nuestros bunnies.

A diario puede escucharse lo contagioso que es entre humanos la COVID-19. Más allá del pánico que pueda causar, ha traído consigo incertidumbre, sobre todo a los propietarios de animales domésticos, quienes, en concreto, tienen la duda si sus conejos pueden adquirir y contagiar el virus o, por el contrario, si ellos (los dueños) pueden infectar a sus mascotas.

Como resultado de la desinformación y el desconocimiento muchos animales de compañía han sido abandonados y/o sacrificados. Bunny Lovers pretende divulgar la mayor cantidad de información facilitada por organismos oficiales tales como la Organización Mundial de la salud (OMS) y la Organización Mundial de la Salud Animal (OIE).

Hemos preparado un cuestionario para disipar algunas interrogantes:

1. ¿Los conejos u otros animales de compañía pueden transmitir COVID-19 a las personas?

Según la OMS y la OIE, la propagación actual del COVID-19 es el resultado de una transmisión de humano a humano. Hasta la fecha, no existe evidencia de que los animales de compañía tengan un rol significativo en la propagación de la enfermedad. Por consiguiente, no existe justificación alguna para tomar medidas relacionadas con los animales de compañía que puedan afectar a su bienestar.

Han sido reportados algunos ejemplos de infección en animales, que hasta ahora, parecen casos aislados y no existe evidencia alguna de que los animales de compañía estén tomando parte en la transmisión de la enfermedad en los humanos, como tampoco de que se enfermen.

Resultados preliminares de estudios de laboratorio sugieren que, en las especies animales investigadas hasta ahora, los gatos son la especie más susceptible al COVID-19 y pueden afectarse por la enfermedad clínica. En condiciones de laboratorio, los gatos pueden transmitir la infección a otros gatos. Los hurones también parecen ser susceptibles a la infección, pero menos a la enfermedad. En condiciones de laboratorio, los hurones transmitieron la infección a otros hurones. Los perros parecen ser susceptibles a la infección, aunque menos que los hurones y los gatos. En entorno de laboratorio también se infectaron murciélagos frugívoros que no mostraron signos de enfermedad o la habilidad de transmitir la infección eficazmente a otros murciélagos.

Hasta la fecha, los resultados preliminares de los estudios sugieren que las aves de corral y los cerdos no son susceptibles a la infección por SARS-CoV.

No hay evidencia que señale que los conejos u otros animales domésticos puedan transmitir la COVID-19 o transmitirla a los humanos.

2. ¿Qué medidas preventivas se deben tomar cuando los conejos u otros animales de compañía están en contacto directo con humanos enfermos, o posiblemente enfermos, por el virus COVID-19?

En la actualidad no existen pruebas de que los conejos u otros animales de compañía estén desempeñando un papel epidemiológico significativo en esta enfermedad de humanos. Sin embargo, teniendo en cuenta que los animales y los humanos en ocasiones pueden verse afectados por las mismas enfermedades (denominadas zoonóticas), se recomienda que las personas enfermas de COVID-19 reduzcan el contacto con cualquier especie animal.

En el contacto y cuidado de animales siempre se deben tomar medidas básicas de higiene. Estas medidas incluyen lavarse las manos antes y después de estar en contacto o manipular animales, su comida o sus artículos, así como evitar besarlos, lamerlos o compartir comida.

Siempre que sea posible, las personas que estén enfermas de COVID-19 deben evitar el contacto directo con sus mascotas y dejar su cuidado a otros miembros del hogar. Si estas personas deben ocuparse de sus mascotas, deben respetar las medidas de higiene y utilizar una mascarilla en la medida de los posible. Los animales propiedad de personas infectadas por la COVID-19 deberán mantenerse en el interior tanto como sea posible y se deberá evitar al máximo el contacto con estas mascotas.

3. Si mi conejo se enferma, ¿qué debo hacer?

Los conejos se pueden enfermar por muchas razones. En estos momentos no hay evidencia de que los conejos se puedan enfermar por causa del nuevo coronavirus (COVID-19). No obstante, si su mascota desarrolla una enfermedad atípica o entra en contacto con alguien que padece la COVID-19, informe al veterinario de la situación para que se prepare de antemano. No lleve la mascota al veterinario a menos que se le indique hacerlo.

4. Si mi conejo se enferma, ¿debo ponerle una mascarilla?

No. La mascarilla puede interferir con su respiración causarle estrés y falta de aire. Además podría sufrir un golpe de calor muy grave.

 

5. ¿Hay riesgo de que nuestras mascotas traigan virus a nuestros hogares si han estado afuera?

No se puede descartar la idea sobre todo si el virus está presente en la calle, si una persona enferma ha tosido o escupido sobre ella. Lo mismo sucede con tus zapatos, por lo que se recomienda tener “zapatos de calle” y cambiarse a “zapatos de casa”. Podrías optar por lavar las patas de tu mascota con agua y jabón neutro o champú apto para animales, después de sacarlos a caminar, o de limpiarlas con un trapo mojado con agua y jabón. No uses alcohol o desinfectantes de limpiar la casa sobre la piel de tu conejo pues se puede irritar. Recuerda que NO se puede bañar a los conejos (salvo recomendación médica).

6. ¿Qué hago con mi conejo si me hospitalizan?

Lo más recomendable es comprar suficiente alimento y medicamentos prescritos a su mascota para 15 días, en caso de que usted no pueda salir de casa. Pida a alguien de su familia o amigos de su confianza que cuide a su mascota en el caso de q

ue usted sea hospitalizado. Normalmente los conejos se ponen nerviosos, ansiosos e incluso agresivos en un nuevo lugar (no se sienten seguros), así que lo mejor sería que alguien llegara a su casa a darles de comer y a jugar con ellos. Sin embargo, si hay orden de no salir, lo más conveniente es que alguien (ojalá una persona que le resulte familiar al animal) se lo lleve a un hogar temporal donde lo cuiden bien.

7. He leído que alguna gente está abandonando o “poniendo a dormir” a sus animales como una medida de precaución. ¿Debería yo hacer lo mismo para estar a salvo?

Lamentablemente el miedo ha llevado a la gente a abandonar a sus animales o incluso a aplicarles la eutanasia. Destacamos que no hay evidencia que señale que los conejos u otros animales domésticos puedan transmitir la COVID-19 o transmitirla a los humanos.

Abandonar o matar animales es inhumano y alimenta el ciclo de pánico; es un crimen, es cruel, para nada ético y no resuelve la pandemia.

Por el contrario, las mascotas son una excelente compañía e inclusive pueden reducir niveles de estrés y tendencias suicidas, hecho muy positivo dada la situación actual. Es aconsejable que todos los dueños de mascotas que las sigan cuidando y que mantengan la calma. El abandono no puede ser, bajo ningún concepto, una opción. Sean dueños responsables, sigan dándoles amor, cuidados y cariño a sus mascotas, pero eviten besarlas y lávense las manos antes y después de tocarlas o de tocar sus pertenencias.

 

Por Gianella Jurado

Bloggera de Bunny Lovers

Categorías: Noticias

1 comentario

KARKA · 29 abril, 2020 a las 12:29

Gran y buena información , yo quiero un conejo pero no me dejan por esta situación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *