Estamos presenciando los días más calurosos del año y ni nosotros ni nuestros bunnies lo soportamos. Recordemos que nuestros conejos tienen un pelaje denso y no pueden transpirar como nosotros para controlar su temperatura corporal. Así que te daremos varios tips para que podamos mantener fresquitos a nuestros peludos durante este verano. 

Lo primero que debes saber es que las altas temperaturas son muy peligrosas para los conejos, si no los mantienes en su temperatura ideal pueden sufrir golpes de calor que pueden llegar a ser fatales.

¿Qué temperatura es muy alta para los conejos?

La temperatura ideal para ellos oscila entre los 10 – 21° Celsius, aunque igual pueden estar cómodos con una temperatura entre los 8 – 23°C. Sin embargo, pueden empezar a mostrar señales de estar con mucho calor con 28° o 30° C, incluso los orejones de pelo largo pueden ya tener mucho calor con 25°C. 

Los bunnies tienen varias formas de regular su temperatura corporal:

  • Pueden disipar el calor evaporando la humedad a través de la respiración. A medida que se calientan, respirarán más rápido para liberar el calor. Por eso podemos observar como respiran agitadamente cuando sienten calor.
  • El moco en el conducto nasal facilita el intercambio de calor durante el proceso respiratorio. La temperatura del moco nasal cambiará para ayudar al conejo a perder el calor durante el verano y retenerlo durante el invierno.
  • También usan sus orejas para ayudar a regular su temperatura corporal. Hay una red de vasos sanguíneos que atraviesan sus oídos y se expanden para ayudarlo a mantenerse fresco. Sus orejas se calentarán mucho más durante los meses de verano para disipar el calor adicional.
  • Asimismo, los orejones pasarán el tiempo más acostados en los meses más calurosos para evitar que su cuerpo retenga el calor. Pueden recostarse sobre superficies frías, como baldosas o al lado de botellas de agua congeladas, para ayudar a su cuerpo a regular internamente su temperatura.

Te recomendamos que durante los meses más calurosos mantengas a tu orejón dentro de casa. Los golpes de calor están altamente relacionados al tenerlos afuera a pleno sol, pero si deseas que pase tiempo afuera en el patio, te recomendamos que sea durante la mañana y/o en la tarde noche mientras la temperatura no sea más alta que 23°C. Si tienes a tu conejo viviendo afuera, preocúpate que sea un espacio donde reciba sombra la mayor parte del día y considera para un futuro que sea un bunny indoor ya que lo protegerás ante temperaturas extremas, depredadores y parásitos.

También mucha gente se pregunta o se puede cuestionar: ¿cómo un conejo silvestre soporta el calor durante todo el día y mi conejo doméstico no? Hay que considerar que los conejos silvestres viven en madrigueras que están bajo la tierra. Ellos permanecen varias horas del día y de la noche ahí dentro, y salen un par de veces en el amanecer y atardecer al ser las horas más frescas del día.

Ahora te daremos variados tips que puedes probar y complementar para mantener fresquita a tu mascota:

  • Usa aire acondicionado. Si tienes en tu hogar este sistema, no dudes en usarlo a beneficio de tu orejón, hasta cuando tú no estés en la casa. Tu pequeño te lo agradecerá.
  • Usa baldosas de cerámicas. Las baldosas tienden a permanecer más frescas cuando la temperatura sube. Por ejemplo, uno a veces en la desesperación del calor se acuesta en el suelo de cerámica, nuestros pequeños harán lo mismo. Si tienes una o dos baldosas sueltas no dudes en ponerla en el hábitat de tu mascota. De hecho, si puedes dejarla en el refrigerador antes por un rato será mucho mejor.
  • Rocía agua detrás de sus orejas. Como mencionamos anteriormente, los bunnies pueden regular su temperatura corporal con sus orejas, puedes rociar un poco de agua fría detrás de sus orejas para ayudarlo a refrescarse. Debes tener cuidado que no le entre agua a los oídos, es un pequeño rocío, no lo empapes.
  • Botellas con agua congelada. Este es un truco que no falla. Reutiliza botellas de bebestibles o shampoo, rellénalas con agua y déjalas en el freezer toda una noche. Al día siguiente envuélvelas en una toalla o cúbrelas con un calcetín y ofrécelas a tu bunny. Se acostará contra la botella para refrescarse. Recuerda siempre cubrirla ya que es muy frío para que se apoye directamente. También puedes usar packs de gel que se congelan, pero procura que su envase sea sólido para que tu orejón no lo pueda morder y romper.
  • Deja que circule el aire. Mantén puertas y ventanas abiertas para que se cree una corriente de aire y el calor no quede encerrado. Puedes usar un ventilador para ayudar a ventilar el aire, pero nunca apuntes el ventilador directo a tu conejo ya que puede provocarles problemas respiratorios.
  • Agua fresca. Asegúrate que siempre tenga bastante agua fresca a su disposición. Si puedes cambiársela varias veces al día, hazlo. Incluso en los días más calurosos puedes agregar un par de hielos en su cuenco con agua. Es una buena opción que use un cuenco en vez de una botella, ya que es más fácil e intuitivo para los conejos tomar de uno, por lo que lo alentará a mantenerse hidratado. (Ojalá el cuenco sea de cerámica y pesado para que tu bunny no lo de vuelta).
  • Cepilla a tu conejo. Cepíllalo regularmente para que bote el pelo extra que tiene. A medida que el clima empieza a calentarse, nuestros orejones cambian su pelaje de invierno. Si tienes un conejo de pelo largo, como un cabeza de león o un angora, es posible que desees mantener corto su pelaje. Busca a un profesional que te ayude o su veterinario. 

Dale sus verduras lavadas en agua fría. Antes de darle su porción diaria puedes lavarlas en agua fría y no secarlas completamente, así tu orejón se hidratará al comer sus verduras y estarán frescas.

Por Constanza Barrios
Bloggera de Bunny Lovers

Categorías: Bunny Blogger

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *