Paseo Seguro

Paseo Seguro

Salir de paseo al exterior es todo un desafío enriquecedor y puede estar lleno de obstáculos y oportunidades.

Pero, ¿estamos preparados para el aire libre? Todos esos colores, distractores, olores y variables climáticas pueden favorecer o perjudicar a nuestro cone.

Cuando adopté a mi cone, ya no era un bebecito y ya había incursionado al exterior un par de veces, pero no sabía cómo había sido esa experiencia y los cuidados generales al respecto, ese fue el momento donde comenzó la planificación.

Así que, nació ahí la intuición y búsqueda de información para abordar de la mejor forma esta experiencia.

En nuestro caso, lo primero que pensé para trasladarlo al parque, fue el portador del gato, ya que no había comprado otro artefacto para mi conejito recién adoptado hace un par de días (Luego adquirimos un portador propio para él).

Lo importante es, aunque suene cursi, “evaluar la situación”, el día, la cantidad de tiempo, el clima, el humor del momento de humanos y conejos, el lugar, agentes externos, compañía anexa. Considerando lo anterior, pudimos determinar que el día domingo era ideal para su primera salida con nosotros, el clima estaba ni frio ni caluroso, muy poco viento, lugar no muy transitado entre 16 a 17 horas, sin animales callejeros evidentes y pocas aves rondando, todo listo para salir a conocer el exterior más cercano.

En aquella salida, decidimos solo salir con mi Bunny “Principito Ruperstinky”, ya que aún no tenía su arnés, sería un paseo muy vigilado, llevado en el portador con salida en el parque cercano con muros pequeños alrededor de tal forma no saldría corriendo a la calle. Esta primera experiencia duró muy poco, como 15 minutos aproximadamente, olió el pasto, caminó un poco y observó.

 

Su segunda incursión fue acompañado de su hermana perruna, la hiperactiva y sociable Mei, así que Principito pudo sentirse apoyado y más seguro en aquel ambiente externo. En efecto, corrió un poco, intento masticar el pasto, salto, se paró, hasta se acicaló un poco. Se le veía contento y confiado.

Para las siguientes salidas, se puede escoger, si quieren salir con arnés o sin arnés, teniendo los resguardos previos, para tal efecto pueden visitar “Salir de paseo con tu conejo”.

 

Nuestro Bunny, es bastante tranquilo, muy organizado y estructurado, tiene un patio de 3×3 para correr y estirar sus patitas, por lo que, vamos al exterior una vez por semana por un tiempo máximo de 30 minutos; que incluye corretearse con su perrita, saltar y juguetear al explorador; sin embargo, todos los Bunnies tienen diferentes personalidades, quedando a criterio sus salidas o paseos.

Si aún no te decides por sacarlo a pasear, no tengas miedo, ellos son muy inteligentes y te harán saber con su expresión corporal, cuando estén incómodos o seguros, tú solo sigue su ritmo y todo fluirá bastante bien.

By Jasmine

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *