Sin importar la personalidad de tu bunny su naturaleza traviesa y exploradora lo hacen propenso a sufrir accidentes. Como parte de la tenencia responsable debes prepararte y tener a mano todo lo necesario para auxiliar a tu amiguito.

Tu conejo no está ajeno a vivir un accidente, incluso, si has sido precavido con sus cuidados. Si bien, no conseguirás predecir cuándo ocurrirá un suceso de este tipo, sí puedes prepararte para responder adecuada y oportunamente. En este blog te indicamos un método de seis pasos para lograrlo.

1.- Confecciona un listado con diferentes veterinarios especialistas en exóticos ordenados por cercanía a tu domicilio. Incluye sus números de contactos, direcciones y horarios de atención. Puedes llamar para preguntar para qué tipo de atenciones están equipados y toma nota. De este modo, en el momento de la emergencia no perderás tiempo en acudir a un lugar dónde no podrán atender a tu conejo. Subraya tus preferidos, quizá querrás ir a alguno en especial si la situación te lo permite.

2.- Equipa un botiquín especial para tu conejo. Es posible que muchas de las situaciones debas atenderlas igual como lo harías con un humano, salvo que el pequeño peludo podría no ser tan dócil. Así es que, ten mucho cuidado con su seguridad y también, con la tuya. Incluye gasas para limpiar y vendar, un paño limpio por si necesitas mayor superficie, suero fisiológico para limpiar y desinfectar, tijera punta redonda para cortar gasas o pelo de ser necesario, jeringa de 5 ml para hidratar o alimentar, polvo estíptico para controlar heridas de garras mal cortadas, agua oxigenada para detectar sangre en la orina. Asimismo, puedes incluir, estetoscopio para oír sus pulmones, corazón y tracto digestivo, termómetro rectal plástico y vaselina para lubricar al momento de tomar la temperatura.

3.- Cuenta con una maleta de transporte adecuada. Es importante considerar que, si trasladas a tu conejo en una emergencia, quizá no pueda sostenerse por sí solo y deberás reducir su movilidad dentro de la maleta; para ello mantén dentro toallas de diversos tamaños.

4.- Dispón de un guatero o botella plástica para regular la temperatura de tu conejo. Necesitarás un guatero o botella plástica que puedas llenar con agua fría o caliente según el caso. No uses una fuente de calor sin envolverla previamente en un paño. Recuerda que la temperatura normal de tu conejo es entre los 38° y 40° C.

5.- Habilita un único espacio para guardar lo necesario. El listado de veterinarios, el botiquín, la maleta de transporte, las toallas y el guatero deben estar juntos en un mismo lugar. Este debe ser de fácil acceso, para poder llegar a ellos rápidamente cuando lo necesites.

6.- Estudia los diferentes accidentes que podría vivir tu conejo. Ponte en los diversos escenarios posibles, determina qué hacer y cómo. Puedes pedirle a tu veterinario, en el próximo control, que te enseñe primeros auxilios, la maniobra de Heimlich y/u otras técnicas necesarias. También, te recomiendo leer más artículos relacionados aquí.

La salud y seguridad de nuestro conejo es muy importante, debemos estar siempre alerta y prestar atención a sus cambios. El tiempo es muy valioso cuando estás frente a una emergencia; por eso, esta pauta es, sin duda, un gran gesto de amor que podría marcar la diferencia entre la vida y la muerte.

Por Estefanía Hernández Martínez

Bloggera de Bunny Lovers

Categorías: Bunny Blogger

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *