• Viajar con tu amiguito ya no será un dolor de cabeza gracias a los consejos que presentamos en la siguiente nota.

A la hora de decidir si viajar o no con nuestra mascota siempre existe la inquietud de cómo transportarlo, qué medidas o precauciones tomar para que esté cómoda y lo más importante reforzar su seguridad. Esto es lo principal, ya que siempre seremos felices de que nos acompañen, pero su bienestar es lo primero.

Llegó el momento de disfrutar un merecido descanso, pero no queremos dejar a nuestro orejón, entonces decidimos llevarlo. Así pues, lo primordial, después de resolver el medio de transporte para ir al esperado destino, es tener en cuenta cuál es la mejor opción para transportar a nuestro conejit@ de manera apropiada.

¿Cómo lo llevo?

Sea cual sea el medio de transporte, aéreo o terrestre, lo más recomendable es utilizar una jaula o caja transportadora de material resistente, con el tamaño justo para que nuestro regalón pueda acostarse o pararse, pero no más grande que eso, a fin de evitar que pueda golpearse con movimientos repentinos; además debe contar con ventilación adecuada y rejilla de seguridad.

Es necesario tomar todas las previsiones del caso para evitar cualquier accidente. Viajar suele ser muy estresante para esta especie pues la saca de su zona de confort, por eso lo ideal es reducir al mínimo todas las circunstancias que le puedan ocasionar angustia o ansiedad.

Existen muchos accesorios de transporte en el mercado: bolsos plegables, carteras y canastos, para todos los gustos y estilos. Sin embargo, más allá de lo atractivos que puedan ser hay que tener presente que el fin no es lucir lindos sino mantener a tu peque cómodo y a salvo. Por eso para viajes largos no se recomiendan estos accesorios de transporte.

Medios de transporte y factores que influyen

Avión: Antes que nada, debemos asegurarnos de que la aerolínea permita llevar conejos como mascotas, investigar las exigencias sanitarias que hacen y los requerimientos en cuanto a la jaula transportadora como medidas y peso. Siempre será preferible que nuestro güatón viaje en cabina.

Vehículo: Es indispensable asegurar la jaula con el cinturón de seguridad si este lo permite, o colocarlos en el suelo, así evitamos movimientos bruscos. 

Colocar la jaula en el lado del auto que esté menos expuesto al sol y al frío, según sea el caso, para evitar exponerlos a cambios intempestivos de temperatura. Chequear siempre que las condiciones sean óptimas para que el viaje sea agradable para todos.

Aunque parezca obvio recalcar, por favor NUNCA coloques a tu bunny (en todo caso a ninguna mascota) en el maletero del vehículo. No es un lugar seguro para nadie.

Recomendaciones importantes antes del viaje:

  • Es conveniente al menos cuatro días antes del viaje tener a disposición la jaula de transporte para que tu gordito pueda adaptarse y le sea familiar, recordemos que pueden estresarse fácilmente y de esta forma podemos prevenirlo. Dejemos que pueda entrar y salir de ella, incluso que pueda dormir en su interior, así se sentirá cómodo.
  • Colocar en el piso de la jaula un material absorbente para evitar que se moje y pueda depositar ahí su orina.
  • También es bueno colocar un dispensador de agua que esté fijado dentro de la jaula para mantener hidratado al peludito en caso de que lo necesite, además algo para roer ya que así puede distraerse.

Si tomas en cuenta estos sencillos consejos seguro pasarán unas relajadas vacaciones, y por ende, tendrán un viaje placentero. 

Por Yaima Tovar
Bloggera de Bunny Lovers

Categorías: Bunny Blogger

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *