Los conejos en su ambiente natural habitan en madrigueras subterráneas excavadas en la tierra donde pueden llegar a tener varios túneles. Este sistema sería utilizado para dormir y criar a sus gazapos, además, sería efectivo contra depredadores, evitándole el paso a los que quieran ingresar a las madrigueras para buscar alimento. Estos son lugares muy oscuros, pero a la vez mantienen una temperatura óptima para ellos.

Es por esto que en nuestro hogar comúnmente buscarán lugares estrechos y oscuros donde querrán  inspeccionar o descansar por lo que será fácil encontrarlos debajo de la cama, bajo muebles y si llegas a dejar el closet abierto sin duda con los curiosos que son,  entrarán. ¡No te asustes si no los encuentras! Pueden estar en los lugares menos considerados, dentro de muebles o detrás de la puerta.

Para motivar este comportamiento es bueno conseguirles juguetes en forma de túnel,  donde ellos pueden entrar y descansar, como lo harían en su hábitat natural, incluso existen túneles hechos a base de heno, en donde no solo pueden jugar, sino alimentarse.  Estos juguetes puedes encontrarlos en tiendas específicas para animales exóticos o también puedes  hacerlos con cajas, como se ve en las imágenes, lo importante es que tu conejito pueda disfrutar y jugar dentro del ambiente diseñado para él o ella.