Sustrato de papel: Permite una mayor absorción y un mejor control de olores, además no contiene polvo, lo que evita que tu conejo sufra posibles enfermedades respiratorias

Pellets de madera: Al igual que el sustrato de papel absorbe gran cantidad y neutraliza el olor.
Basta con rellenar la base de la esquinera y cambiar el sustrato una o dos veces al día, la limpieza diaria es fundamental, particularmente en verano. Se recomienda evitar el uso de arena para gatos y virutas de madera, ya que estos sustratos son perjudiciales si son respirados por los conejos.

Sabanillas: Están diseñadas para una gran absorción, además al ser impermeables hacen que no se traspase el pipi de tu conejo, permitiendo mantener higienizado el lugar en donde se encuentra.