Excrementos territoriales: Son bolitas que no están en un solo lugar (su baño), pero las puedes encontrar dispersas. Es un signo de marcaje de territorio y los conejos suelen hacerlo cuando llegan a un ambiente desconocido o cuando un nuevo integrante conejo llega a casa.

Rociar con orina: Es un comportamiento asociado al marcaje y es común en la época del celo, los machos no castrados tienden a marcar a las hembras y su territorio de esta manera. Las hembras no esterilizadas también pueden hacerlo. Si tu conejo te lanza orina a ti o a tus murallas es hora de esterilizar y/o castrar.