Conejos y Perros

La experiencia puede variar mucho de caso en caso, pero hay que tener en cuenta ciertos aspectos básicos. Por ejemplo, si el perrito está acostumbrado a convivir con otros animales o si es un cachorro, lo que lo haría más inquieto y predispuesto a jugar. Además, es importante considerar la raza del perro. Pero, evidentemente, todo depende de cómo uno lo eduque.

Cabe indicar que los conejos son animales muy territoriales y es probable que si el perrito está invadiendo su espacio, el orejón lo vaya a atacar.

Es importante la socialización que se haga entre ambos. Así como presentarías a un conejo con otro de su misma especie, intenta que sea un espacio neutro que puedas controlar con facilidad y procura tener el control del perro, pues éste lo puede matar con un solo mordisco. También debes tener en cuenta que los conejos son animales que se asustan con facilidad. Si patea el suelo o se queda paralizado, es mejor dejar la presentación para otro momento.    

Por eso, si estás pensando en tener un perro y un conejito, considera todos los aspectos antes mencionados. Ambos pueden ser excelentes aliados, pero como toda relación tomará trabajo que estos  confíen el uno en el otro  y puedan estar sin supervisión.

Creo que podríamos agregar a la nota alguna foto con un perro y un conejo compartiendo juntos. Y contar brevemente su convivencia diaria con nombres de ambos.

 

Conejos y Gatos

Huilo Huilo y Cypress.

Por Magdalena Zamorano

No sé si llamarlo destino o casualidad. Yo quiero creer que es destino.

Hace dos años o quizás un poco más, llego a mí la posibilidad de adoptar una gatita. Por supuesto, como madre-coneja que soy me preocupe por mi conejita Huilo Huilo. Es por eso que consulte a mi veterinaria para saber si era buena idea o no. Luego de su visto bueno, adopté una hermosa gatita de dos meses  a la que su papá bautizo como Cypres que significa en inglés Ciprés.

El primer día fue complicado, aun cuando Cypress  era pequeña y no significaba ningún riesgo para mi conejita, aun así parecía asustada y no quería interactuar con nadie, ni siquiera sentía curiosidad por Huilo Huilo. Bueno, esperamos que se acostumbrara a este nuevo ambiente y la dejamos tranquila.

El plan resultó, porque al poco tiempo Cypress empezó a sentir curiosidad por Huilo Huilo, a olfatearla y seguirla a todos lados.

Huilo Huilo había adoptado el lugar de hembra alfa en el grupo.

Desde ese día, ambas son inseparables. Duermen juntas, hacen maldades juntas, se acicalan y a veces se pelean. Huilo Huilo no es una coneja asustadiza y da guerra cuando Cypress quiere jugar duro.

Las principales razones de que esta amistad haya podido prosperar es que Huilo Huilo ya era grande cuando Cypress llegó.  Además, Cypress era solo una cachorrita, sin la capacidad o herramientas para hacer daño. Se criaron como hermanas, miembros de una misma especie. No he creado diferencias entre ellas, ambas pueden hacer las mismas cosas, subirse a la cama, correr por el departamento, el baño de ambas está en el balcón.

Debo decir que la más revoltosa es Huilo Huilo, porque Cyress a veces pasa todo el día durmiendo.

La experiencia y la convivencia de dos especies como es este caso, (GATO – CONEJO) es maravillosa, sin embargo, requiere de cuidados y vigilancia al inicio. En mi caso, la gatita llegó después y era pequeña, pero cuando queremos introducir un conejo pequeño a la vida de un gato, eso es más complicado. Muchos gatos son extremadamente territoriales y mimados. No comparten su espacio con nadie, ni siquiera con las visitas o tus amigos, mucho menos con un animal que vendrá a ocupar sus cosas y su lugar en la casa. En ese caso hay que tener mucho cuidado al relacionarlos.  La interacción entre ambos SIEMPRE debe ser supervisada.  Dejar que jueguen, que se peleen pero sin hacerse daño. Uno se da cuenta inmediatamente cuando un gato da un manotazo de juego, a cuando realmente está enojado y va atacar de verdad.

Una vez la convivencia ha sido lograda con éxito y ambos se aceptan, lo demás marcha solo. Ya no tendrás que preocuparte de vigilarlos y el lazo entre ellos se hará cada vez más fuerte.

Aconsejo 100% la convivencia entre dos especies.  Los conejitos no siempre son animales asustadizos. Depende de sus dueños que puedan desarrollar su personalidad  y cada conejito tiene una personalidad propia, al igual que las personas. Es por eso, que nuestra tarea es darles las herramientas necesarias para ese desarrollo. Es decir, socializar con otras especies, acostumbrarse a salir al parque, interactuar con el medio ambiente, es decir, darles muchas actividades que realizar para que se entretengan.  Y para eso un compañero en el hogar es perfecto. Los conejos son animalitos sociables y necesitan de un compañero con quien pasar el rato y compartir el descanso y travesuras. Los gatos, por su parte son más independientes, pero también disfrutan de la compañía de los orejones, en especial al momento de acurrucarse a dormir.

Además, como bono extra, tu estarás más tranquilo, ya que cuando tengas que salir de casa no tendrás que preocuparte que tu conejito se sienta solo o aburrido ya que tiene alguien con quien pasar el rato.

Ojo, el compañero de su conejo no es una niñera, es solo un compañero de juego y otra mascota regalona de la casa. Esto quiere decir que no puede dejarlos solos por días o al salir de vacaciones. Responsabilidad ante todo ya que sus mascotas dependen de ustedes y además los aman, por lo tanto necesitan estar en contacto frecuente con ustedes para sentirse felices.

Espero haber aclarado sus dudas con respecto a la convivencia de dos especies. Si quieren saber más de la vida con Huilo Huilo y Cypress pueden encontrarnos en el grupo de Facebook Huilo Huilo lovers