Ser paciente: Tener a un conejo como mascota requiere de una gran paciencia por parte del dueño y del entorno que le rodea, ya sea la familia, pareja, amigos, etc, ya que como es un animal presa muchas veces se puede sentir atacado y no responder como deseas a los estímulos que le das, por lo que su comportamiento puede resultar un tanto irritante para muchas personas que no entienden el comportamiento de ellos, por ejemplo: Generalmente a los conejos les encanta roer todo, por lo que más de una vez morderá alguna planta, ropa, mueble, etc.

Para que esto no ocurra puedes adaptar un espacio especial para él, sin que hayan posibles peligros y cosas que no quieres que muerda.
Otro punto en el que hay que tener paciencia es a enseñarle a usar su esquinero, es normal que los conejos cuando están en celo hacen sus necesidades por todas partes, ya que están con un estrés constante y no pueden controlarlo, pero generalmente esto se resuelve con la castración y/o esterilización en el caso de las hembras, pero para que aprendan hay que enseñarles y esto puede conllevar mucho tiempo en algunos casos, es por ello que la paciencia es un factor importantísimo que debe tener tanto el dueño como el entorno en que se desarrolla el conejo, así evitaremos que al cabo de poco tiempo de llegado quieran darlo en adopción, venderlo o regalarlo.

Puedes leer mas en la nota de nuestra Bunny Blogger aqui!