Por variadas razones nos podríamos encontrar en esta situación: ¿Qué hacer cuando por algún motivo la madre de los gazapos no está y los conejitos aún la necesitan?

Las razones por las que los gazapos han quedado sin el cuidado de su madre pueden ser muchas, pero cuando se trata de conejas domésticas, es común que ocurra esto porque la madre no tiene la experiencia de crianza (usualmente en su primera camada), por lo que puede ser que no comprenda los cuidados y abandone a las crías.

Si los gazapos tienen menos de un mes será un periodo crítico para ellos, por lo que necesitarán de nuestra ayuda.

Algunas recomendaciones para los primeros meses son los siguientes:

El espacio

Lo primero será acomodar un lugar en el que los pequeños puedan descansar de manera cómoda y temperada. Si la coneja no les fabricó una madriguera será tarea de nosotros acomodar un pequeño espacio en que puedan estar todos los gazapos reunidos, ya que al nacer sin pelaje necesitan de sus hermanos para conservar la temperatura. Una manta y heno o paja en una caja es bueno para mantenerlos abrigados, si la coneja dejó de sus pelos es útil es por ello que hay que dejarlos en la misma caja para complementar, así la coneja podrá reconocer su olor e ir a darles de comer (si es que hay madre). El espacio debe ser reducido, con tal que si alguno de ellos desea explorar no pierda al grupo, ya que al estar solo en un espacio por mucho tiempo podría perder la temperatura óptima para su salud. La temperatura ambiente deseada para los gazapos será de 25°C aproximadamente.

La alimentación

Los gazapos se alimentan una o dos veces al día y la coneja no está más de 5 minutos alimentándolos, por lo que si la coneja tiene leche y no quiere darles de comer se debe posar a la madre sobre las crías de manera que se sienta cómoda (darle caricias, comida o snacks como premio) y esperar que las crías tomen posición para alimentarse. En muchas ocasiones las personas se preocupan porque no ven a sus conejas alimentar a sus gazapos, y quieren alimentarlos con sustitutos rápidamente, en estos casos es preciso esperar ya que como ya mencionamos las madres no están todo el día alimentando a sus crías.

En caso de muerte de la madre o si esta derechamente no quiere alimentarlos por algún motivo y no haya una coneja sustituta, la tarea será ofrecerles un suplemento alimenticio llamado “Esbilac” a través de un biberón, esta es leche de cabra y es lo más cercano a la leche materna que podrás conseguir, dado que los conejos son herbívoros estrictos no se recomienda el uso de leche de gato mamistop, ya que podría causarle problemas digestivos. Las medidas de la leche “Esbilac” serán las que indique el suplemento aumentadas al doble, porque los contenidos proteínicos del suplemento no son suficientes para alimentar a un gazapo, se dará de beber a cada gazapo entre 15 a 20 segundos. El efecto que deseamos obtener, es que al terminar quede con su barriguita hinchada.

El biberón para gazapos recién nacidos será un constante problema, ya que en tiendas los biberones más pequeños utilizan un chupón muy grande para ellos, por lo que si no se logra que beban del biberón otra opción será darles en una jeringa o gotario. La cantidad de leche que bebe un gazapo por día son 15 ml, en las primeras semanas.

Cronología

 

Semana 1:  

Nacen sin pelo, con los ojos cerrados y las orejas pegadas al cuerpo.

Los gazapos necesitarán dormir mucho y beber a lo menos una vez al día leche. Es importante que mantengan la temperatura ya que no están cubiertos por pelaje.

Semana 2:

Ya han conseguido aumentar de tamaño y ya están cubiertos de pelaje, pero no en gran cantidad. Comienzan a separar las orejas de la cabeza y están más activos, aunque duermen la mayor parte del día.

Semana 3:

De a poco comienzan a abrir los ojos, pero no hay que preocuparse si solo tienen un ojo abierto, pues es un proceso de días. En esta semana comienzan a tener sus primeros brincos y jugarretas.

Semana 4:

Su pelaje es abundante y las orejas las tienen completamente arriba. Sus movimientos aún son torpes, pero más veloces.

A mediados de esta semana la coneja (si es que está presente) tendrá menos leche, por lo que es momento de proporcionarles alimento y agua. Los alimentos esenciales para que desarrollen su flora intestinal son: el heno de alfalfa y alimento como el pellet de las marcas Oxbow, ZuPreem, Mazuri o Living World. Esta semana es delicada para los gazapos, debido al  cambio alimenticio, puede que alguno no sea lo suficientemente fuerte para este cambio.

 

Semana 5:

Descubren el mundo, ya no les interesa estar acurrucados en su mantita o madriguera, estarán la mayor parte del día jugando y masticando algo de comida. En este periodo ya no necesitan mucho de nuestra ayuda, solo guardar cuidado de cómo están las deposiciones (lo ideal es que sean duras y bien redonditas) de estar muy blanda, casi como diarrea es importante llevarlo de urgencia al veterinario especialista en exóticos.

El agua debe estar a disposición de los gazapos todo el día. La orina será generalmente del color blanquecino como el de los conejos adultos, pero si es algo rojiza lo más probable es que sea porque eliminan las toxinas de su nueva alimentación.

Importante:
  • Durante este periodo no estar triste por la pérdida de alguno de ellos, la naturaleza es sabia y si deben irse hay que estar conforme con que se ayudó con mucha dedicación.
  • Los gazapos, hacen muchos ruidos en sus primeras semanas, por lo general cuando tienen hambre. Es parecido al ruido de quejido de los cachorros.