El periodo de cuarentena es un tiempo en el cual conejos sanos o enfermos tienen cuidados especiales debido a ciertas circunstancias, ya sea ambientes o de salud. Este tiempo no deberá exceder de las cuatro semanas como máximo en casos extremos.

Un periodo de cuarentena también debe ser considerado cuando el o los conejos vuelven a casa o se insertan en esta por primera vez. Si ya tenemos conejos en el hogar y buscamos añadir otros, estos últimos no deben ser inmediatamente ambientados con el resto, sino que, después un tiempo aproximado de 30 días, ya que desconocemos si éstos padecen de alguna patología. Entre los cuidados que debemos tener están: la limpieza, observación respecto a cambios de salud y/o conducta y  por último a la alimentación.

En el caso de cuarentena por enfermedades, podemos distinguir una cuarentena como separación y observación tanto de los conejos sanos y de los enfermos.

En este periodo debemos considerar que nuestro tiempo y atención es vital para identificar y percibir de cerca ciertas conductas y signos/síntomas de nuestros Bunnies. Escuchar, tocar y sentir son sentidos que deberán estar agudizados antes, durante y después del proceso.

Alguno de los signos que permiten verificar si nuestro Bunny está enfermo son:

  • Estornudos
  • Nariz mocosa
  • Patas enmarañadas

Independiente que ya los signos de alerta ante una enfermedad están encendidos, se deberá realizar una limpieza de la zona habitual del o los conejos, con el debido resguardo ante insecticidas, cloro o veneno. Junto con lo anterior, se deberá tener la precaución del contacto de nuestro conejo enfermo con los sanos, además de incluir una jaula provisoria de ser necesario.

Por el contrario, si nuestro conejo sano ha estado en contacto con otro enfermo, debemos tomar acciones preventivas de limpiezas y mantener un periodo de cuarentena de por lo menos 14 días, observando al conejito como si estuviese enfermo. Si pasando el periodo, no existen signos de enfermedad, se debe abstraer de los cuidados y tomarse como sano ya.

Entre algunas de las enfermedades de cuidado que debemos tener al tanto, están:

  • Mixomatosis (infección viral, transmitida por insectos, la cual puede producir la muerte)
  • Infección por pasteurella  (infección de vía aérea, transmitida por mucosidades u estornudos)
  • Tularemia (infección bacteriana producto de ácaros y pulgas)