Los conejos son lagomorfos y no roedores como mucha gente piensa, aunque ellos realizan el ejercicio de roer para desgastar sus dientes (incisivos). A continuación, te presentamos algunas de las características que los diferencian: